Impresión 3D

Casas como Palma del Río, Elche, Cádiz, Martí Codolar, Deusto, Atocha, Pamplona, Puertollano, Salamanca, Vigo, Burgos o Santander, entre otras, ponen sus dones al servicio de diferentes iniciativas de colaboración con centros sanitarios.

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”. Esta frase, atribuida a la Madre Teresa de Calcuta, fundadora de la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950, y Premio Nobel de la Paz, puede resumir la semilla solidaria sembrada entre las presencias salesianas para hacer frente al coronavirus.
En los momentos de crisis la solidaridad del ser humano luce su mejor cara destacando en este caso los recursos desinteresados que comienzan a brotar desde las presencias salesianas para que lleguen hasta la sanidad española.
En Salesianos Palma del Río (Córdoba) se han sumado al proyecto coordinado en toda España para la realización con impresoras 3D de elementos de protección individual para los sanitarios. Cabe destacar que, en la provincia de Córdoba, se están realizando viseras protectoras con el objetivo de llegar mañana a las 1.000 unidades, contando entre ellas con la aportación salesiana. Las primeras viseras, como se recogió en el periódico Córdoba Hoy, fueron entregadas en el hospital Reina Sofía.
“Si alguien tiene impresora 3D y puede colaborar en el proyecto, basta con adherirse al grupo de telegram Cv19CórdobaMAK3RS para la provincia de Córdoba, o ponerse en contacto con nosotros y le mandamos el enlace del grupo y las instrucciones”, comparten desde la casa salesiana en redes.
Igualmente, desde la Plataforma de Educación Social de Martí Codolar (Barcelona) se está aportando el granito de arena con la impresión en 3D de viseras protectoras para poder abastecer las necesidades actuales para ayudar al personal sanitario.” Ánimo que entre todos y todas podremos conseguirlo”, comparten en redes su mensaje de apoyo junto con la imagen del proceso de elaboración.
Por otra parte, un profesor del centro educativo Salamanca-María Auxiliadora a forma parte de un grupo de 154 miembros que está haciendo viseras antisalpicadura. El material ha sido presentado a Sanidad Castilla y Léon junto al proyecto del respirador. “Si lo aceptan se pueden fabricar muchos en poco tiempo”, comparten sobre el trabajo realizado desde la ciudad salmantina. Por otra parte, otros centros como Salesianos  SantanderAtocha, Vigo (Cadena Ser) o Puertollano, donde profesores y alumnos están colaborando con las autoridades sanitarias con la realización de máscaras de protección con las impresoras 3D, avanzan gracias al material que tienen en sus casas junto con la aportación del hilo por parte del centro.
Por otra parte, una empresa de Elche diseña un respirador básico para abastecer a los centros sanitarios por la pandemia. El prototipo, en fase de testeo, está producido con la ayuda del colegio Salesianos y médicos de la Asociación Salud Digital pero buscan el apoyo de más mercantiles. Esta iniciativa solidaria, a cargo de la empresa ilicitana de ingeniería patner del Distrito Digital, cuenta con el apoyo de docentes, alumnos y exalumnos del centro educativo que trabajan contrarreloj desde hace unos días para fabricar este respirador. “Todo ello bajo la iniciativa Somosuno.es, que surgió cuando se inició la crisis en Italia ya que algunos hospitales no disponían de válvulas para respiradores en la UCI. Gracias a la técnica de prototipado rápido, pudieron fabricarlas en menos de 24 h y salvar la vida de muchas personas”, explican en el Diario Información.
Además, en Salesianos Pamplona se cuenta con un equipo de profesores de mecánica, en colaboración con el antiguo alumno Pablo Goñi, perteneciente a Noxon Technology, para estar en contacto con el Complejo Hospitalario de Navarra. “Se va a realizar el mecanizado de las piezas de respiradores para el hospital. Se mecanizan las piezas de un prototipo que se probará esta tarde noche, para luego comenzar a fabricar respiradores en serie”, comparten. Tal y como recoge en Diario de Navarra del 25 de marzo.
Desde Cádiz, se compartió el avance del doctor Lucas Picazo con la patente de un respirador sencillo, eficaz y barato, que mejora la oxigenación de los enfermos de UCI. Como recoge Diario de Cádiz, este respirador nació como preocupación por los pacientes de extrema gravedad. Se ideó un sistema novedoso capaz de complementar el sistema de ventilación de los enfermos y hacer que el pulmón se expanda, haciendo llegar el oxígeno a las zonas poco ventiladas. Este respirador fue construido con la ayuda técnica de Juan Camacho, profesor de Electrónica en la Escuela de Formación Profesional de los Salesianos de Cádiz, que unió sus conocimientos a los del médico, considerado como uno de los mejores especialistas de España en Cuidados Intensivos, en temas de ventilación pulmonar.  Este sábado, el doctor Lucas Picazo se entrevistó con el fabricante de Lepe, de la empresa Polisur, que ha anunciado que va comenzar a fabricar respiradores artificiales y a donarlos, para poner en conocimiento del empresario su experiencia con este respirador.
“Este virus nos presenta una amenaza sin precedentes, pero también es una oportunidad sin precedentes para unirnos en uno contra un enemigo. Un enemigo contra la humanidad”, recalcaba Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. Desde Salesianos se trabaja en este nuevo escenario sabiendo que cada pequeña gota sumará en el conjunto de iniciativas solidarias frente al coronavirus.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest